Cuida tu piel después de un día de playa

Escrito por Jesús Dugarte en

La
piel es nuestro abrigo más preciado, por esto debemos cuidarla en todo momento
y más aún cuando nos exponemos por tiempo prolongado al sol como suele pasar en
el verano. Como consecuencia de no hacerlo, tendremos entonces algunas de
estas: manchas, arrugas, flacidez y deshidratación.

Para
no llegar a estos resultados indeseables, podemos seguir algunos consejos
básicos que contribuyan con nuestra salud. Utilizar un protector solar adecuado
para el rostro y para el cuerpo es primordial, sobre todo no olvidar aplicarlo
media hora antes de exponernos al sol, aplicar de nuevo cada 2 horas y de ser
necesario luego de salir del agua.

De
igual forma, no se puede perdonar que olvides eliminar de tu cuerpo la sal o el
cloro de tu cuerpo, lo bueno de todo es que esto lo logras solamente al darte
un baño con agua dulce. Para hidratar tu piel, lo infaltable en el equipaje es
un after sun, luego del baño, al aplicarla estarás reparando los daños causados
por los rayos solares y devolviéndole la elasticidad necesaria.

Por
último pero no menos importante, se encuentra la limpieza del rostro. Siendo la
cara la parte del cuerpo que más sufre, es necesario aplicar productos
desmaquillantes e hidratantes como la leche y el tónico que sea de tu
preferencia.

0 comentarios: